¿Cine en la Literatura o Literatura en el Cine? Algunas consideraciones generales (extracto)

 

Imagen

Por Lourdes Pérez Villareal

 

Mucho se ha escrito, hablado y discutido sobre la relación CINE y LITERATURA, no sólo con respecto a la presencia de las adaptaciones de obras literarias en el cine, desde los mismos orígenes de éste como medio de comunicación, sino sobre si existe o no una influencia del cine en la literatura y de ésta en el modo de hacer y de decir en el cine.
Hasta hoy surgen muchas interrogantes y cuestionamientos al respecto, sobre las posibles relaciones e interinfluencias entre ambas formas de expresión artísticas y también sobre las diferencias que existen entre el filme y el texto literario como productos culturales.
¿Es posible hallar estructuras fílmicas en obras literarias o viceversa?; ¿Cuánto de la experiencia cinematográfica acumulada hasta el momento
pasa a los escritores contemporáneos?; ¿Qué combinaciones e interferencias tienen lugar en la actualidad entre cine y literatura y cómo se manifiesta ésto en las preferencias temáticas de creadores y público destinatario y en las relaciones de ambas expresiones con la industria cultural y sus reglas?… éstas serían algunas, entre otras muchas las preguntas
que pudieran hacerse alrededor de esta problemática y las cuestiones que continúan preocupando tanto a hombres del mundo de las letras que se han acercado al cine a partir de estudios en el campo de la literatura comparada, como a críticos, teóricos y especialistas del mundo cinematográfico que se empeñan en realizar análisis hasta nuestros días sobre la esencia y naturaleza del cine, sobre qué es el cine y qué se necesita para hacer y concebir al cique en una oportunidad diera el director norteamericano Howard Hawks a la pregunta que le hiciera un periodista sobre qué él consideraba necesario para obtener un buen filme. Según este importante director, catalogado en muchas ocasiones por la crítica como un
maestro en el manejo de los géneros cinematográficos, hacían falta tres cosas: una buena historia, una buena historia y una buena historia.
Y es que el cine antes de ser CINE, imagen en movimiento, es una historia, un tema que contar, que transita desde la idea original al guión, traducido más tarde en imágenes visuales y sonoras por sus realizadores, quienes utilizan para ello todos los recursos expresivos y los medios que les brinda el lenguaje cinematográfico.
En el cine la palabra es transformada en imagen óptica yeso nos permite asistir a una de las diversas lecturas de su contenido.

Ver Texto completo en pdf:

https://repository.unm.edu/bitstream/handle/1928/10529/Cine%20y%20Literatura.pdf?sequence=1

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s